Ventajas de los usados:

Precio y costos: La compra de un auto usado es más accesible porque descuentas costos como el IVA y el período de uso del anterior dueño.

Mantenimiento: Una vez vencida la garantía, no te verás obligado a llevarlo a la automotora para mantenerla, lo que te permitirá acceder a los servicios de mantenimiento con otro proveedor y encontrar un mejor precio.

Depreciación: Quien lo compró nuevo absorbió el impacto de la depreciación, por lo que, si en algún momento decides venderlo, la diferencia con respecto a lo que pagaste no será tan radical. Si lo compraste por $1.000.000 y al mes te das cuenta que no te gustó, probablemente puedas venderlo al mismo valor. Eso no ocurre con los autos nuevos: una vez que los sacas de la tienda, pierden una proporción muy significativa de su valor.

Desventajas de los usados:

Mantenimiento: Es posible que por el uso y la antigüedad presente problemas mecánicos, eléctricos o de otro tipo, los cuales deberás cubrir, pues es muy probable que la garantía ya no esté vigente.

Historial del vehículo: No sabes si sufrió un choque o alguna reparación mayor, que a simple vista no puede percibirse, pero que pudiera afectar su funcionamiento. A esto habrá que sumarle que tampoco sabrás las condiciones de uso ni el mantenimiento que el o los propietarios le dieron. Ojo con el historial del vehículo. Hay sitios en Internet donde puedes consultarlo.

Avances tecnológicos: Debido a que el vehículo se fabricó hace años (dependiendo de qué tan nuevo es), no contará con los avances en términos de seguridad y consumo de combustible, entre otros.

También te puede interesar

Trabaja con Nosotros

Sé parte de una empresa joven, dinámica y en crecimiento. Descubre la variedad de puestos de trabajo disponibles para ti.

Acerca de Shell

En Shell nos enfocamos en cubrir tus necesidades automovilísticas y sorprenderte día a día.